7/31/11

Europa cambia; ya no quiere a los migrantes

http://www.eluniversal.com.mx/notas/782620.html

Con Francia e Italia a la cabeza, aumentan las voces que desean fronteras menos abiertas para impedir el libre paso de extranjeros

(Foto: ARCHIVO REUTERS )

Domingo 31 de julio de 2011Ana Anabitarte/ Corresponsal | El Universal

MADRID.— El 14 de junio de 1985, cinco Estados miembros de la entonces Comunidad Económica Europea (la actual Unión Europea): Alemania, Francia, Luxemburgo, Bélgica y Holanda, firmaban en la localidad francesa de Estrasburgo el Tratado de Schengen. Por primera vez en la historia del viejo continente se suprimían las fronteras comunes.

Europa aspiraba a ser una potencia mundial al nivel de Estados Unidos, a tener una única voz, a ser la defensora de los derechos humanos, de las libertades, de la democracia, y a cooperar con los países más desfavorecidos.

Diez años después entraba en vigor el tratado de Schengen y durante los años siguientes la mayoría del resto de los 27 países miembros lo suscribían. Europa creaba una única frontera exterior y el sueño de muchos: la libre circulación de personas, se hacía realidad. Ya no había que esperar largas filas en las fronteras, ni enseñar el pasaporte, ni pasar por aduanas. Bastaba, por ejemplo, llegar a España procedente de México para de ahí viajar libremente por todo el territorio Schengen.

Hoy, las cosas han cambiado. El próximo mes de septiembre los 27 jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea se van a reunir.

Su objetivo: modificar el Tratado de Schengen. Se han dado cuenta de que la libre circulación de personas no es una buena idea, sobre todo cuando se producen revueltas en el norte de África y a sus países llegan flujos masivos de inmigrantes que ninguno de ellos quiere acoger. Y ahora son menos solidarios y buscan cómo dar marcha atrás. Por eso van a intentar ponerse de acuerdo para reintroducir temporalmente controles fronterizos dentro del territorio comunitario, en caso de flujos masivos de inmigrantes. Argumentan que es mejor que el tratado se modifique, a que desaparezca.

“Romper Schengen, uno de los tratados más importantes para construir una Europa realmente unida, es todo un síntoma de lo que empieza a pasar en Europa”, asegura el abogado Francisco Muro de Iscar.

“La crisis está haciendo que muchos opten por tratar de salvarse solos, ignorando la solidaridad, y se está provocando que algunos den la espalda a los derechos humanos y cierren las puertas a los más desfavorecidos”, añade. “El problema no es sólo ético o moral, porque no se pueden poner puertas al campo ni se pueden apoyar las revoluciones democráticas en el norte de África o en los países árabes y al mismo tiempo cerrar nuestras fronteras. Es una hipocresía y un desafío al sentido común”, asegura.

Los más duros

La propuesta ha partido de París y Roma. Tanto el presidente francés, Nicolas Sarkozy, como el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, defienden las posturas más duras contra la inmigración. Sarkozy por las elecciones del próximo año y Berlusconi presionado por sus socios de gobierno de la Liga Norte. Pero ambos porque han sido las principales “víctimas” de las oleadas de inmigrantes irregulares procedentes del norte de África.

En el caso de Italia, han sido más de 35 mil los inmigrantes económicos y refugiados políticos que han llegado a sus costas en estos últimos meses procedentes de países como Túnez y Libia. De allí, y gracias al tratado de Schengen, han podido viajar a Francia, donde muchos de ellos tienen familia. Berlusconi les otorgó una documentación provisional con la excusa de un sentimiento humanitario, pero con la intención de facilitarles su llegada a Francia y así quitárselos de en medio, lo que provocó un conflicto con Sarkozy, quien cerró la frontera ante la pasividad de la Comisión Europea.

Para Juan Escudier, la sensibilidad de Francia e Italia en temas de inmigración “es similar a la de una piedra pómez, pero no es menor a la del resto de países de la UE”.

El periodista recuerda la reacción española ante las oleadas de cayucos (pequeños barcos de madera con inmigrantes africanos) llegados a las Islas Canarias (sur de España frente a las costas de África) y la exigencia de que la agencia europea dedicada al control de fronteras, Frontex, actuara de forma preventiva impidiendo su llegada, “lo cual era saltarse tanto la Convención de Ginebra sobre los refugiados como la del Derecho del Mar de la ONU, que no contempla que un barco pueda inspeccionar a otro en alta mar”.

Pero Francia e Italia no han sido los únicos. El resto de los países europeos son conscientes de que la libre circulación de personas permite, a la vez, la libre circulación de terroristas.

No olvidan los atentados terroristas de septiembre de 2001 (11-S) en Estados Unidos perpetrados por Al-Qaeda, ni los del 11 de marzo de 2004 (11-M) en Madrid o los del 7 de julio de 2005 (11-J) en Londres. Y ahora ven con preocupación la masacre ocurrida en Noruega, en la que han muerto 77 jóvenes militantes del Partido Laborista a manos de un ultraderechista xenófobo.

Por lo pronto, Dinamarca ya ha dado el primer paso: ha ignorado Schengen y ha restablecido los controles fronterizos lo más rápidamente posible y de forma permanente con Alemania y Suecia. Y lo ha hecho con el apoyo del xenófobo Partido del Pueblo. De acuerdo con el Servicio Migratorio Danés, hasta 2001 los principales solicitantes de asilo eran afganos (25%) e iraquíes (24%).

El resto de los países también están de acuerdo y cada vez hay un mayor rechazo hacia los inmigrantes entre la población, lo que se traduce en votos a partidos antiinmigrantes que pregonan la necesidad de defender la genuina identidad nacional, alientan conductas violentas y odios hacia las minorías inmigrantes, a quienes acusan de apropiarse del Estado de bienestar de la población.

En España, país de la Unión Europea con el mayor número de desempleados —más de 4 millones—, hasta el momento sólo hay un partido, la Plataforma Per Catalunya, racista y xenófobo, con su rechazo a los inmigrantes como único ideario.

Aunado a lo anterior, en Ceuta y Melilla, que por su cercanía a África cada año atraen a cientos de migrantes, se han duplicado las vallas fronterizas.

Escudier subraya el caso de Túnez, “especialmente sangrante porque acoge en su territorio a decenas de miles de refugiados libios, de los más de 600 mil que desde el inicio de los combates se han repartido por Egipto, Argelia, Chad o Mali”. “Todos estos países han mantenido abiertas sus fronteras”, recuerda. “Su humanidad y su decencia es directamente proporcional a nuestra bien alimentada hipocresía”.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), sólo en Europa hoy en día hay 250 centros de internamiento para extranjeros, lo que supone que haya unas 30 mil personas detenidas sólo por el hecho de no tener papeles.

Algunas permanecen hasta 18 meses en estas prisiones, en las que no son infrecuentes los casos de maltrato físico y discriminación.

Según la OIM, los 25 países más ricos del mundo dedican entre 25 mil y 30 mil millones de dólares al año en identificar, rechazar y expulsar a las personas que no cuentan con papeles y que llaman a sus puertas.

Pero el viejo continente no sólo cierra sus fronteras. Con la llegada de la crisis económica y las altas tasas de desempleo, los gobiernos europeos cada vez ponen más trabas a la inmigración. Alientan el retorno de inmigrantes a sus países de origen, fortalecen las medidas contra los empleadores de migrantes en situación irregular e introducen medidas de protección en los mercados laborales locales. Y el próximo mes de septiembre plantearán la creación de un sistema europeo de guardias de fronteras.

Las miles de personas que cada año huyen de sus países en busca de un futuro mejor, tendrán que buscar otros destinos. El viejo continente ya no es tan solidario como antes con los migrantes: ya no los quiere.

7/30/11

Comprar, tirar, comprar (Planned Obsolescence)


Interesante documental sobre la economía de consumo y cómo diseñadores e ingenieros han contribuído a que los objetos que compramos y usamos, se vuelvan como la moda: obsoletos en un corto tiempo y sea más barato reemplazarlos que repararlos. También muestra las consecuencias que la filosofía del "crecimiento" desmedido está causando en el planeta. Vale la pena verlo.

7/29/11

Sicilia no habla por mí

Javier Sicilia y Manlio Fabio Beltrones



En el mes de abril pasado (mi último post) escribí una larga reflexión sobre un movimiento civil incipiente contra la violencia en México encabezado por el poeta Javier Sicilia. En esos momentos me había impresionado la carta que Sicilia escribió apenas se enteró del asesinato de su hijo Juan Francisco, una víctima más de la sinrazón de la guerra contra el narcotráfico, que se ha convertido en nuestra guerra civil. Esta carta había sido dirigida a la clase política y al Presidente Felipe Calderón, al mismo tiempo que a los criminales (todas las facciones de esta absurda guerra). En la misiva Sicilia les decía que tanto la clase política como los criminales habían sufrido un pudrimiento del corazón.

Tres meses y medio después de mi escrito, las inconsistencias de este movimiento me obligan a repensar mi postura. Sin embargo duele un poco, pues ante el resquebrajamiento de la confianza entre la gente en México, y la negra visión que tenemos del futuro ante la indolencia de las autoridades tanto a la violencia como a la desigualdad, el movimiento de Sicilia era un poco de luz en esta oscuridad. Y duele porque uno ya tenía el cuero desconfiado y correoso, y Sicilia con cierta ingenuidad (que en este caso era una virtud), y una agudeza argumentativa nos demostraba que era posible el reclamo de la dignidad humana ante el desdén de las autoridades que celebran como un triunfo su orgía de sangre. Duele sobre todo porque creer en un movimiento incipiente con un hombre enlutado por el asesinato de su hijo, tenía la posibilidad de ser verdaderamente ciudadano, de abrirse y despersonalizarse con el tiempo, de incluir a otros enlutados en el país, a otras víctimas de la violencia del estado (y aquí no me refiero únicamente al estado mexicano, pues este problema es transnacional). Sin embargo, ha sucedido todo lo contrario, pues el movimiento de Sicilia, aparte de ser cerrado para algunas facciones de la sociedad que ya luchaban desde antes contra la violencia (en Ciudad Juárez por ejemplo), tampoco ha sabido despersonalizarse. Sicilia dijo en un momento que por su boca hablaban todos los mexicanos agraviados. Con su excelente pluma y su activismo muy concreto, Sicilia salió a las calles, montó plantones, caravanas por todo el país, aglutinó voluntades, dió forma a un descontento social generalizado. Sicilia ha hecho mucho por supuesto, y en esto debemos de agradecerle que haya puesto en la agenda una resistencia seria a la violencia en el país. Sin embargo, con el tiempo (muy poco tiempo por cierto), este movimiento ahora mismo sufre las inconsistencias de su único líder, que en unos momentos dice y en otros se desdice. Como alguien por allí escribió, le es difícil decir que no a Sicilia, y cuando lo dice, inmediatamente rectifica. No es que haya sido lo del beso a doble mano en la cara de Manlio FAbio Beltrones, ni los besos que prometió repartir a todos los presentes en el Alcázar del castillo de Chapultepec en su reunión con legisladores, no es el beso en la mano a Marisela Morales. Son las inconsistencias. Creo que Sicilia está llevando demasiado lejos su afán de "perdón" o de "amar a tu prójimo." Cree acaso Sicilia que con besos va a redimir corazones podridos de poder, dinero e indiferencia. No lo creo. Así como tampoco creo demasiado en movimientos que no se despersonalizan pronto, y permanecen cupulares porque los líderes no delegan e integran a una sociedad ávida de justicia.

Abajo reproduzco una carta de Primitivo Rodríguez Oceguera, respecto al movimiento de Sicilia.


Estimado Javier Sicilia, ¿cómo ha estado?

Me uno a su dolor, valoro su compromiso con la justicia, y espero que las notas críticas que vienen a continuación le sean útiles para, de ser el caso, corregir errores y ensanchar el camino.

Le informo que usted no habla por mí.

En consecuencia, cuando usted señale ante medios de comunicación que lo que dice y hace es a nombre de “la ciudadanía,” que actúa usted por un “mandato ciudadano,” por favor considéreme fuera de tales referencias.

No habla en mi nombre, Javier, por razones como las siguientes.

1. Falta de transparencia y rendición de cuentas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) y dirección prácticamente unipersonal.

Ignoro cuántas personas y organizaciones forma parte del MPJD pues no existe una página electrónica o un medio similar donde se informe del mismo y se invite a interesadas/os a enviar comentarios, iniciativas y críticas.

Tampoco se ha hecho una convocatoria pública para darle forma –principios, objetivos, planes de acción, dirección- al MPJD. Al parecer, usted y Emilio Álvarez Icaza (EAI) son los dirigentes reales del MPJD, usted más en calidad de figura, y EAI como ideólogo y operador. Una dirección política del MPJD así de cerrada puede parecer a usted y EAI cómoda, expedita, y libre de debates, decisiones colectivas, transparencia y rendición de cuentas.

Pero justo por ello una dirección de tal naturaleza obstruye la construcción de un MPJD democrático, horizontal, descentralizado, e incluyente. Un movimiento, a la vez, donde haya minorías que son apreciadas por las mayorías, en vez de ser marginadas o apabulladas por éstas. Un movimiento bien cimentado y seguro por ejercer la autocrítica y promover la crítica.

Pero, ¿crear un movimiento real, auténtico, interesa a EAI y a usted?

2. Descalificación selectiva de las resoluciones del MPJD en Ciudad Juárez.

Usted y EAI descalificaron por “irresponsables” e “inviables,” por “causar escozor,” a las resoluciones del MPJD en Ciudad Juárez. Ello no obstante, ustedes anunciaron que se realizaría una caravana del MPJD por el sur del país “para cumplir” con los acuerdos logrados en Ciudad Juárez.

Entonces, ¿cuándo las resoluciones de Ciudad Juárez incomodaron a Los Pinos, a la Secretaría de Gobernación y al PAN fueron “irresponsables,” pero cuando sirven para legitimar planes suyos y de EAI son maduras y atinadas?

3. Cambios de posición que minan la credibilidad del MPJD.

A) Javier, en su magnífico discurso del 8 de mayo en el Zócalo usted demandó la renuncia del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Posteriormente afirmó que no insistiría en ello, y hace unos días declaró que en el diálogo con el Ejecutivo no se pediría la cabeza de ningún funcionario.

B) Usted exhortó al gobierno a negociar con los cárteles de la droga con el fin de moderar la violencia que padecemos, pero ante la tupida descarga de cuestionamientos que generó esa declaración usted abandonó el tema. ¿Sabe, Javier, que es práctica común de los gobiernos, por ejemplo, de Estados Unidos y la Unión Europea buscar contacto, diálogo, tratos con las respectivas “amenazas” a su seguridad, entre otras razones a fin de engañar, infiltrar o neutralizar a esos enemigos? En México la negociación con miembros y líderes de la delincuencia organizada se ha institucionalizado. Se llama “testigos protegidos.”

C) En varias ocasiones usted afirmó que los seis puntos del Pacto que se dio a conocer en el Zócalo serían enriquecidos, aterrizados y firmados en Ciudad Juárez, “el epicentro del dolor.” Así lo entendieron las compañeras y compañeros que participaron en el encuentro de Ciudad Juárez, y así lo supo usted al recibir por parte de las organizadoras/es la agenda del encuentro. A pesar de ello, cuando las relatorías no coincidieron con lo que usted y EAI pensaban, descalificó el trabajo de las Mesas y llamó irresponsables a las/os participantes en el encuentro de Ciudad Juárez.

D) Primero declaró usted que el diálogo con el presidente Calderón debería tener lugar en Palacio Nacional. Eso o nada. Después dijo que por disposición de la Secretaría de Gobernación el encuentro se llevaría a cabo en el Museo de Antropología. Al final, también por indicaciones de Gobernación, usted aceptó que el evento se realizara en el Castillo de Chapultepec.

¿Lo que usted dice, entonces, así sea con palabras como “esto deberá ser” de tal o cual manera, no tiene valor más allá del momento en que lo afirma?

E) En El Paso, TX, usted exigió a Estados Unidos terminar con la Iniciativa Mérida. Con todo, dicha Iniciativa no se menciona en los temas de las Mesas de Trabajo que se instalaron el 21 de este mes en el Museo de Antropología, ni se refirió usted a la misma en el discurso que pronunció ese día ante la Procuradora y el Secretario de Gobernación.

Estados Unidos es tan responsable como México, o más, de la espiral de violencia por la que atravesamos. En su carácter de mayor demandante mundial de drogas y trabajadoras/es sin documentos, Estados Unidos ha provocado en México el auge de cárteles y otras formas de delincuencia organizada, y está ocasionando daños sin precedente a los derechos humanos, civiles y laborales, al derecho mismo a la vida de ciudadanas y ciudadanos, a la seguridad humana, la convivencia pacífica, el respeto a la ley, la consolidación de la democracia, y la relación con Centroamérica. Nunca antes la vecindad y trato con Estados Unidos habían sido tan perjudiciales para nuestra nación y su pueblo sin fronteras.

A pesar de ello, Javier, Estados Unidos sale bien librado, sin mayor rasguño, en los seis puntos del Pacto que nos leyeron en el Zócalo, en las Mesas de Trabajo instaladas en el Museo de Antropología, y en las entrevistas y conferencias de prensa que ofrecen usted y EAI.

Poner fin a la Iniciativa Mérida es una demanda que debe hacerse al presidente Calderón y al Congreso de la Unión, no a Estados Unidos, así como acordar en su lugar un plan de acción basado en la seguridad humana y con responsabilidades claras y medibles tanto para México como para Estados Unidos. Ese plan sería financiado en partes iguales por ambos países y evaluado periódicamente por los Congresos y expertos/as mexicanos y estadounidenses.

4. ¿Aprobación “ ¡ya y sin modificaciones!” de la Reforma Política?

Usted y representantes de una organización de twiteros estuvieron hace días en el Senado para exigir a legisladoras/es aprobaran cuanto antes y sin cambio alguno la minuta deReforma Política votada en el Senado.

Considero que dicha Reforma Política beneficiará más, mucho más, a poderes fácticos del país y del extranjero que a las ciudadanas y ciudadanos. Me opongo, por ello, a que se apruebe ya y sin modificaciones, como usted lo exigió en esa ocasión “por mandato ciudadano” y en “representación de la ciudadanía”. ¿Cuál “mandato,” Javier, y cuál “ciudadanía”?

5. Utilizar al MPJD para promover a Emilio Álvarez Icaza (EAI).

Desde el inicio del MPJD se le indicó a usted, Javier, el conflicto de intereses que enfrenta EAI: por una parte adquirir cada vez mayor poder y presencia en el MPJD, y por la otra, valerse de ello para realzar su candidatura a Consejero del Instituto Federal Electoral (IFE).

EAI ha señalado que el MPJD no tiene precedente en la historia de México, que llevará a cabo nada menos que la refundación del país, y que representa el poder que tiene la ciudadanía para encauzar la dirección política de la nación. ¡Ajúa!

Con todo, si EAI creyera en todo ello, hace tiempo que habría presentado su renuncia a la candidatura de Consejero para dedicarse en cuerpo y alma al MPJD, exigiendo a la vez que por elemental sentido de justicia fuesen electas tres mujeres, tres Consejeras, a fin de que el IFE cumpla con la equidad de género en ese importante espacio de dirección colectiva.

EAI no ha hecho lo anterior. Por el contrario, con excepción de usted, Javier, EAI ha logrado en los últimos meses “visibilizarse” en los medios de comunicación más que todas las madres, padres, hermanos y demás familiares de víctimas de la violencia.

EAI dejaría el MPJD en el momento que lo eligieran Consejero del IFE. En tal escenario, EAI diría que no abandona al MPJD, que sólo cambia de trinchera. Sin embargo, EAI no iría a otra trinchera, sino a un pent-house. El salario y beneficios que EAI tendría como Consejero del IFE gozan de singular exclusividad a nivel mundial: no los recibe ningún funcionario gubernamental o de organismos públicos en Estados Unidos, Canadá, Francia o Alemania.

Por otra parte, de ser EAI electo como “cuota” del PRD, tal cuota sería en realidad de Alianza Cívica, que ya cuenta con un Consejero, Alfredo Figueroa. Más aún, dado que Alianza Cívica pudo sobrevivir gracias al dinero que recibió de la controvertida agencia norteamericana Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), EAI podría ser también “cuota” de Estados Unidos en el Consejo General del IFE.

Javier, en un coreo anterior que le dirigí, señalaba además por qué razones y hechos EAI carece de la confiabilidad, independencia y honestidad requeridas para ser Consejero Ciudadano del IFE.

6. Entregar la dirección del MPDJ a personas ligadas a agencias norteamericanas y al cabildeo a favor de la Iniciativa Mérida.

Javier, usted ha dado un lugar dominante en la dirección del MPJD a personas como EAI, Clara Jusidman, y el Padre Miguel Concha, y ha tenido a su lado en importantes eventos públicos a Sergio Aguayo.

EAI y Aguayo son miembros fundadores y miembros distinguidos de Alianza Cívica, la ONG mexicana que más dinero ha recibido de la NED: un millón trescientos mil dólares. EAI y Aguayo aprobaron/avalaron dicho financiamiento. Por otra parte, ningún mexicano ha tenido con la NED el cercano trato que con la misma alcanzó Aguayo. A su vez, Clara Jusidman es co-fundadora y miembra del Consejo Consultivo de Ciudadanos en Medios, Democracia e Información, AC, una ONG que desde sus inicios depende del financiamiento de la NED (verwww.ciudadanosenmedios.org.mx).

Para darse una idea sobre la NED, Javier, pida a Google el ensayo “Cuando una respetable fundación toma el relevo de la CIA,” escrito por el periodista colombiano residente en París, Hernando Calvo Ospina, y publicado por Le Monde Diplomatique el 20 de julio de 2007.

Por otra parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, fundado y dirigido por el Padre Miguel Concha, suscribió el 28 de mayo de 2008 una carta dirigida al Capitolio en la que se demandaba la aprobación de la Iniciativa Mérida, a condición de que incluyera presión de Estados Unidos a México para juzgar en cortes civiles a miembros de las Fuerzas Armadas mexicanas que violaran derechos de civiles en la guerra contra la delincuencia organizada. Esa carta bendiciendo la Iniciativa Mérida la firmaron también CENCOS, Amnistía Internacional México, el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan.”

La Iniciativa Mérida representa la manera concreta en que se ha institucionalizado la subordinación de México a las estrategias de seguridad norteamericanas, y se ha reorganizado el Estado mexicano para responder a las exigencias estadounidenses, desde reformas a la Constitución mexicana, hasta entrenamiento de militares en contrainsurgencia por parte del Pentágono.

Con el cobijo de dicha Iniciativa crecen en México la presencia y operaciones de agentes de la DEA, FBI, CIA, y del propio Pentágono. Así mismo, con base en la Iniciativa Mérida la Casa Blanca y al Capitolio se adjudican en los hechos la facultad de establecer qué es seguridad, gobernabilidad, estado de derecho, y democracia en nuestro país, y por lo mismo, cuáles reformas deben llevarse a cabo para que México se convierta en aliado dócil y confiable.

En este contexto, vale recordar, Javier, que el más beneficiado por la Ley de Migraciónaprobada por el Congreso mexicano el pasado mes de abril fue Estados Unidos. A pesar de su humanista Exposición de motivos, y de reconocer derechos humanos, civiles y sociales de los migrantes, dicha Ley es uno de los componentes legales demandados por la Iniciativa Mérida. Esa Ley, imitando a la Ley SB 1070 de Arizona, quedó enmarcada en la agenda de seguridad fronteriza, seguridad pública y seguridad nacional. Por otra parte, tal Ley de migración servirá para legitimar cualquier política que tenga como propósito cerrar la frontera sur del país a la migración indocumentada, emulando de esa forma al cierre de la frontera estadounidense a nuestros migrantes sin papeles.

En consecuencia, las/os migrantes de Centroamérica y de otras regiones continuarán siendo vistos y tratados como amenaza para México.

Así mismo, al no expedir algún tipo de permiso a migrantes centroamericanas/os para cruzar el territorio nacional, la Ley de migración reafirmó la extrema vulnerabilidad de ellas y ellos, por lo que seguirán siendo víctimas a lo largo y ancho del territorio mexicano de abuso, golpes, extorsión, secuestro, trata, violación, tortura y asesinato por parte de la delincuencia organizada, en complicidad frecuente con policías y autoridades.

7. Es necesario crear una Comisión de la Verdad, pero que sea genuina e independiente del gobierno mexicano y del Tío Sam.

En una importante demanda estoy de acuerdo con usted, Javier: crear una Comisión de laVerdad para investigar acoso, ataques, espionaje, torturas, desapariciones y asesinatos políticos que tuvieron lugar durante la guerra sucia, posteriormente y que aún persisten.

En ello también será fundamental, básico, que esa Comisión de la Verdad investigue el papel jugado durante la guerra sucia y años después por Estados Unidos, incluyendo los propósitos y resultados de la Iniciativa Mérida, y el trabajo de inteligencia que realizan en México agencias norteamericanas que gozan de creciente espacio público y redes sociales de sustento, como la USAID, la NED y sus brazos operativos, el Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Internacional Republicano.

Al respecto, habría que recordar que los tiempos de la guerra sucia en México coinciden con golpes de Estado en Latinoamérica y la instauración de criminales dictaduras militares entrenadas y armadas por el Tío Sam. Y coinciden también con los años de la guerra de Washington contra los Sandinistas y las insurgencias de El Salvador y Guatemala, y por igual con el espionaje e infiltración de partidos de izquierda y movimientos de solidaridad en México y en el propio Estados Unidos.

Una Comisión que abordara espacios y tiempos como los mencionados sería efectivamente una Comisión de la Verdad genuina e independiente, y no, una Comisión de la Verdad aMedias, o de la Verdad Maquillada y Manipulada por los gobiernos y poderes fácticos de México y Norteamérica.

Javier, agradezco su generosa atención a este correo.

Como es costumbre, invito a EAI, a Clara Jusidman, al Padre Miguel Concha y a Sergio Aguayo a un debate público, virtual o en persona, sobre lo aquí señalado, y cuanto gusten añadir sobre mi persona. Espero la respuesta.

Saludos.

Primitivo Rodríguez Oceguera

México, DF.

P.D.

El contenido del presente correo es de carácter público.

There was an error in this gadget