4/29/10

MEXICO: Terror Returns to Oaxaca - IPS ipsnews.net

Lo preocupante de este incidente es que México se está volviendo un sitio inhóspito para cualquiera. Esta era una caravana humanitaria, que cargaba víveres. La impunidad en México es rampante, y no hay política gubernamental que desmienta la violencia que se ejerce contra los pobres, los inmigrantes, los indígenas, las mujeres. Esperemos que no sea tarde para edificar un nuevo pacto social, pero cuando comienzan a haber matanzas, la reconciliación se torna imposible.


MEXICO: Terror Returns to Oaxaca - IPS ipsnews.net

Posted using ShareThis

4/25/10

Arizona, una ley inhumana.


La reforma migratoria es un asunto apremiante. Tras por lo menos tres recesiones económicas desde los años noventas, y ahora enmedio del mayor declive económico desde la gran Depresión, la población norteamericana, principalmente anglosajona, se ha vertido en contra de los inmigrantes indocumentados. Existen alrededor de doce millones de indocumentados en Los Estados Unidos en este momento, y si bien, el mercado laboral ha seguido absorbiendo indocumentados principalmente para las labores de servicios, construcción y agricultura, los altos niveles de desempleo de la población han dado motivo a la discusión de la migración otra vez como un "problema." 

Si bien los beneficios de este trabajo poco remunerado que llevan a cabo los inmigrantes los recibe toda la población, las narrativas de "invasión" y las amenazas de "impureza racial" han dado pauta a la criminalización de los inmigrantes. El estado de Arizona es el ejemplo más contundente de este asunto, pues si bien ya se ejercían prácticas discriminatorias por parte de las fuerzas del orden, como por ejemplo con el sheriff de Maricopa Joe Arpaio, quien inició las detenciones de todo el que tuviera aspecto de mexicano. Ahora la gobernadora del estado, Jan Brewer aprobó una iniciativa de ley en la cual la policía podrá interrogar a toda persona que se asuma pueda carecer de documentos legales para trabajar en los Estados Unidos. Obviamente, la policía comenzará (de hecho ya ha comenzado) a detener personas con aspecto de mexicanos y a preguntarles sobre su estatus migratorio. Si alguien no tiene consigo pruebas de su estatus migratorio al ser interrogado por cualquier oficial del orden, podría ser arrestado, encarcelado hasta por seis meses y multado con más de dos mil dólares. Esta ordenanza aplica incluso a residentes legales y ciudadanos, quienes con el solo hecho de "parecer mexicanos" han sido ya detenidos por policías bajo la sospecha de ser indocumentados. 

Algunos grupos civiles ya han comenzado a protestar ante esta medida, que criminaliza principalmente a los mexicanos sea cual fuere su estatus legal en el estado. Se han llamado incluso a comenzar boicotts económicos contra el estado. Ciertamente este próximo primero de mayo, esta ley en Arizona será una de las razones por las cuales los inmigrantes saldremos a las calles de este país, a demandar una reforma migratoria integral, que reconozca las redes económicas transnacionales, y que no solamente premie al capital transnacional, sino que reconozca que el trabajo también viaja a seguir a estos capitales en busca de mejores oportunidades. Una muestra fue esta foto que publicaron en La Jornada, en donde la pancarta dice: 
"Don´t look at my color, look at the great potential I could give to America, the potential that my own nation Mexico, could not take advantage of. I love the US. God Bless America"


No veas el color de mi piel, ve el gran potencial que puedo darle a este país, el mismo potencial que mi propia nación, México no pudo aprovechar. Amo a los Estados Unidos. Dios bendiga a América."

4/22/10

¿Valió la pena? "Más de cien mentiras" de Calderón a Sabina.




"El ingenuo es Sabina" 

Después de criticar la nada fructífera guerra contra el narco que emprendió Felipe Calderón y que ha costado más de veinte mil muertes en México, el cantante y poeta español Joaquín Sabina fue invitado a la residencia del presidente mexicano para "intercambiar puntos de vista." El presidente si bien no pudo convencerlo de las bondades de su guerra en donde han muerto miles de mexicanos inocentes (y no le sacó una declaración para retractarse de lo antes dicho), si consiguió que el cantante asistiera a su invitación a comer. Sabina dijo "como soy bien nacido, tengo cortesía y me educaron bien" y "no tengo que explicarle a la gente con quién como" asistió a comer a Los Pinos. 

En una visita que más bien parecía un "vienes a la de afuerzas, cantas y te vas." Por el precio de una comida, Calderón obtuvo un concierto gratis y privado del flaco de Ubeda, se tomó la foto y nos presumió a los mexicanos su gusto por la música de Joaquín Sabina (cosa que honestamente dudo). Y si bien tuvo que alimentar también a Tania Libertad, a la directora de CONACULTA (que no me explico qué hacían allí), y al Secretario Gómez Mont para que rindiera su acostumbrada y trastabillante declaración post-evento, al final el que salió ganando fue el reyezuelo Calderón, quien hizo que el trovador de "angora" le cantara al oído. Al Final de la comida, Sabina declaró a la prensa "el ingenuo era yo" y sin decir más se retiró. 

Ni hablar, creo que no le quedaba de otra, por aquello del 33 y porque a pesar de ser un gran escéptico de los gobiernos de derecha como el de Calderón, Sabina tiene que ser diplomático estando dentro del país.  Pero es triste tener que hacer de tripas corazón e ir a entretener al representante de algo que siempre ha criticado en sus canciones y en su vida. Ojalá y le sirva de inspiración el reyezuelo Calderas, y escriba algo luego sobre este encuentro, aunque sea después de que este señor feudal y su ejército hayan acabado con medio México. Hay crisis. 


Sabina, the innocent. 

After calling Mexican President Felipe Calderón "innocent" when thinking that he can eradicate the trafficking of narcotics in Mexico by attacking the narco lords in a crusade that has caused more than twenty thousand deaths in three years, Spaniard singer and composer Joaquín Sabina, who was in Mexico on a tour, was invited to the presidential house to have dinner with Calderón himself, and to "exchange points of view" about what the Mexican President has called "the war against narcotics". 

In his visit, for the price of one dinner, Calderón got a free concert in private with the singer, and posed for the photo with Sabina to brag to Mexicans that he likes his music (something I honestly doubt). Calderón had to feed also Peruvian singer Tania Libertad, the director of the National Center for the Promotion of Arts and Culture, Consuelo Sáizar, and Secretary of Interior Francisco Gómez Mont who also attended the private dinner with Mexican President. At the end, Calderón got a concert in his residence, and made the famous and very critical poet and singer to entertain him for free. At the end of the dinner, Sabina declared to the press "I was the innocent" and left.


I do not think Sabina had many options, due to the fact that he was on a tour in Mexico, and that he was criticizing the Mexican government being a foreign national. Something that can be used against him stretching the constitutional article 33, which prohibits foreigners to mess with internal issues in Mexico. Despite that Sabina is cyinical about Calderón´s war, he had to be diplomatic. However, it is sad to have to suck it up and have to entertain someone who represents something that the singer has widely criticized. I hope Sabina writes something about this encounter, that I think was not pleasant at all for him. 

4/15/10

Joaquín Sabina Critica a Calderón





En una gira en la que promueve su disco "Vinagre y Rosas" Joaquín Sabina criticó a Felipe Calderón, llamando "ingenua" la lucha contra las drogas a sabiendas de que las fuerzas del "orden" mexicanas están coludidas con el crímen organizado. Bien por Sabina, quien dió una declaración valiente, a juzgar por lo que le pasó al cantante Manu Chao, cuando se refirió al conflicto de Atenco como "terrorismo de Estado" el año pasado.  Autoridades gubernamentales intimidaron a Manu Chao, argumentando que violaba el artículo 33 constitucional y podría ser expulsado de México. Debido a la talla de Joaquín Sabina, y al innegable peso de sus palabras, el gobierno calderonista sólo se limitó a negar la afirmación de "ingenuidad". Incluso Calderón mismo dijo que le dolían las declaraciones de Sabina y que la lucha "antidrogas" ha beneficiado al país. 

Ese "beneficio" seguramente es visto en la imaginación y en el círculo político de Calderón, en el cual seguramente se tiene planeado que en la guerra anti-narco, también se acabe con los pobres "desapareciéndolos" para que sean verídicas las declaraciones del Secretario de Hacienda que afirma hoy temos la mitad de pobres de los que había en 1995. Si contamos que en tres años han caído unas 22,000 personas en esta Guerra contra el narco que Sabina critica, entonces si aceleran un poco más los asesinatos e injusticias, seguro cumplirán su objetivo de acabar con México. ¡Es de dar pena y miedo! Si el consumo de drogas no fuera un crímen entonces no habría guerra qué perseguir. Valiente Sabina. Espero constituya una voz a la cual se le haga caso. Entre más gente sea agraviada en esta guerra, más difícil será pararla. 

Duelo al sol
Vilma Fuentes
E
n su Historia de la eternidad, inconclusa y sin inicio cual requiere su propia lógica, si ésta puede existir fuera del tiempo, Borges escribe no sin divina ironía que, en un mundo de inmortales, ciertas profesiones son condenadas a desaparecer. Desde luego, no se extiende en la evidente supresión de oficios que pierden sentido en este inimaginable universo: ¿para qué un negocio de pompas fúnebres cuando no hay nadie a quien enterrar? Sin embargo, una ocupación, cuya inutilidad parece agravar la ausencia de manecillas y calendarios, retiene la atención borgiana: ¿a qué podrían dedicarse los políticos entre seres eternos? Liberados de sus altruistas funciones de administradores de la cosa pública, la cual obedece a un orden temporal, los hombres políticos revelarían su generoso carácter en esencia histriónico y podrían, en consecuencia, emprender la benéfica labor de cómicos de la legua.
Por el momento, en la fugacidad que me ha tocado en suerte, debo resignarme a la seria retórica de conmemoraciones, centenarios, duelos y festejos. Batallas ganadas o perdidas, pero siempre con honor. Letanía de héroes y próceres que remplazan al santoral con sus metas edificantes y otorgan el sueño sereno de la buena conciencia. Ningún estallido de risa que perturbe el merecido descanso. ¿Los democráticos y bienhechores políticos no trabajan con ahínco para protegernos del mal, epidemias o terrorismo, sea con armas, sea con tranquilizadores discursos? Basta escuchar el bálsamo de sus palabras para sentirse en seguridad, escudados contra abusos y violencias. ¿Qué importan, comparados con sus promesas de bienestar, los pequeños escándalos de alcoba u otros que, después de todo, no conciernen sino a ellos y sirven de distracción en el telenovelón por entregas del noticiario?
Así, con la confianza que da saber a los políticos ocupados como vigilantes padres en nuestro futuro personal, consulto la prensa mexicana. Sin poder contenerme, estallo de risa. Oigo mis carcajadas mientras me seco las lágrimas para volver a leer las declaraciones del señor secretario de Gobernación. Me digo que, sin duda, leí mal. No, en efecto, el muy serio y robusto funcionario exigió al crimen organizado que dé la batalla de frente, porque las autoridades dan la cara en esta lucha. En su reto contra los narcos y demás delincuentes, afirma que nadie se ha hecho menso(de su lado). ¿O qué? ¿Nos ven embozados aquí o nos ven en la sierra o en el monte dando entrevistas?
Ceso de reír, avergonzada: ¿soy incapaz de admirar las altas miras que suponen estas declaraciones? El titular de Gobernación propone dar la cara en una lucha leal, sin engaños, disfraces ni maniobras. Duelo caballeresco y conforme a las leyes del honor. Sólo la costumbre de la bajeza y la corrupción pueden hacerme creer que se trata de una utopía. ¿Por qué el asesino no prevendría a su víctma para darle tiempo de recibir la extremaunción o, si prefiere, tomar una última copa y fumarse, si no teme un cáncerpostmortem, un último cigarro? Los asaltantes de un banco, ¿no podrían tener la cortesía de detenerse unos instantes para posar, de frente y de perfil, la cara bien descubierta, frente a la cámara? Los ladrones podrían incluso dar aviso a la policía antes de llevar a cabo el robo de una casa o una cartera. Los narcos, si desean ser recibidos por la buena sociedad, deberán luchar de frente y anunciarse con una tarjeta de visita. Claro que sería dar demasiado trabajo a los servicios policiacos siempre desbordados, pero se podrían imponer reglamentos burocráticos que nunca están de más.
Arrastrada por esta lógica caballeresca, imagino al fornido funcionario, con la mano en la culata de su revólver, en medio de Reforma, bajo un sol de plomo, caminar hacia El Chapo. Silencio, el vuelo de una mosca, el aleteo de una mariposa puede cambiar el destino del mundo, antes de que uno de los dos hombres caiga bañado en sangre, pero con mucho honor.

4/9/10

La última Cena/The Last Supper



Esta foto apareció en La Jornada durante la Semana Santa

It is incredible the richness of the signifiers in this photo. The representation of the "Last Supper" and the unintended yuxtaposition of the ordinary taco stand. The sacred chalise can be a coca cola, or an "agua de jamaica".  
There was an error in this gadget